Lamex es una marca de La Ideal S.A. of C.V.

¿Quieres saber más sobre La Ideal y sus productos?

Contáctanos:

+52 (55) 5587.0188

Arriba
Image Alt

Lamex

Como todos sabemos, el agua es un elemento indispensable para la vida en nuestro planeta y todos los seres vivos la necesitamos para poder existir. Nosotros podemos obtenerla de ríos, lagos, manantiales o en alimentos ricos en líquidos como la fruta.

Hoy en día podemos ir a la tienda de la esquina y comprar agua embotellada si nos da sed estando en la calle, o comprar galones con agua para que no nos falte en casa y poder saciar nuestra sed en cualquier momento del día.

Pero lo que  muchos no sabemos es que el agua no solo nos mantiene hidratados, sino que además, aporta a nuestro cuerpo beneficios específicos que no podríamos creer que fuera cierto.

Puede relajarte 

Cuando no bebemos suficiente agua nuestro cuerpo comienza a deshidratarse, haciéndonos sentir mal, sin fuerzas y por lo tanto en tensión constante. Por lo tanto, tomar agua nos permite mantener el equilibrio físico y de paso mentalmente relajarnos.

Al beber agua e hidratarnos le estamos proporcionando a nuestro cuerpo lo necesario para poder funcionar de manera normal para alcanzar el bienestar físico.

 

 

Puede mejorar tu concentración

Según los científicos, el agua que consumimos es esencial para que nuestro cerebro pueda funcionar de manera normal. Por tanto, cuando no bebemos agua en suficiente cantidad, la actividad del cerebro puede alterarse.

Una investigación que se llevó a cabo en el 2012, concluyó que después de hacer ejercicio, las personas que no tomaban agua en suficientes cantidades tenían menores niveles de concentración e, incluso, su estado de ánimo cambiaba al grado de sufrir dolores de cabeza.

Puede curar el estreñimiento
Estudios afirman que tomar agua favorece la digestión de los alimentos que consumimos. Así que si estás sufriendo de estreñimiento, tomar agua podría ayudar con tu problema de digestión.

Podría prevenir los cálculos renales
Algunas investigaciones han arrojado resultados que sugieren que, aumentando el consumo de agua, se pueden reducir las probabilidades de tener cálculos renales.

Esto debido a que al tomar más agua, pasará más orina por los riñones y esto podría ayudar a diluir la concentración de minerales en dicho órgano, logrando así que estos minerales no se cristalicen formando piedras.

Estos son apenas unos beneficios que el agua puede aportar a tu organismo, pero existen muchos más, así que procura siempre beber el agua que tu cuerpo te pida.